La Junta de ajuste zonificación atiende y decide las apelaciones en las que el apelante alega que hay un error en alguna orden, requisito, decisión, determinación o denegación dictados, tomados o decididos por el administrador de Zonificación o por cualquier autoridad o entidad administrativa, incluyendo la Alcaldía, en la administración o cumplimiento del Reglamento de Zonificación.

La Junta de Ajustes de Zona no tiene competencia para escuchar y decidir ninguna apelación ni parte de ella cuando la orden, requisito, decisión, determinación o denegación no tuvo sustento, ya sea en todo o en parte, en ningún reglamento o mapa de zonificación.

En el ejercicio de sus facultades de apelación de zonificación, la Junta de Ajustes de Zona puede revocar o ratificar, en todo o en parte, o modificar, la orden, requisito, decisión, determinación o denegación que se apela, o puede dictar una orden tal según pueda ser necesario para poner en vigor su decisión o autorización y, para ello, tendrá todas las facultades de la autoridad o entidad contra las que se apela.

El apelante tendrá la carga de la prueba para justificar la concesión de la apelación. Si no se presentan pruebas para oponer al caso, al apelante no se le eximirá de esta responsabilidad.


Para obtener más información sobre el tema siguiente, por favor consulte la sección referida correspondiente: